Muchas gracias por visitar mi web.

Me llamo Andrés Borja y he creado este espacio para que sirva de plataforma divulgativa de las ideas contenidas en el libro que he titulado: “Teoría de Ruedas – La evolución de la materia: del quark al átomo”. Un documento que empecé a elaborar en 2013 y que ahora pongo a disposición de todo el mundo, de forma completamente gratuita.

Y… ¿De qué trata este libro?

Si te armas del natural escepticismo, pero mantienes la curiosidad por conocer los argumentos que expongo en él, descubrirás que ahora  podremos responder, de forma coherente, a gran parte de las cuestiones que todavía llevan la etiqueta de “desconocido” en física teórica. Bueno, dicho así…, parece que debe ser complicado ¿verdad? No te preocupes por eso, en todo momento aplicaremos el principio de  sencillez  y, de la forma más natural, llegarás a la conclusión de que, al fin, una teoría es capaz de unificar la física de lo inmensamente grande con la de lo más pequeño; porque, aunque no lo parezca, dado el alto nivel de desarrollo tecnológico que hemos alcanzado en el último siglo y lo que llevamos de este, todavía quedan muchos asuntos que poner en orden en el puzle o, más bien, en el rompecabezas de la física actual.

El gran reto para este siglo es entender el origen de la gravedad. Algo que parecíamos tener al alcance de la mano cuando, hace más de cien años, se propuso la teoría de la relatividad que describe con precisión las interacciones gravitatorias en el nivel supra-atómico. Alguno de los principales logros de ésta son: la predicción de la curvatura de la luz en proximidad de grandes campos gravitatorios o la existencia de los agujeros negros y las ondas gravitacionales. Sin embargo, el origen de la gravedad, como fuerza fundamental de la naturaleza, proviene de lo más ínfimo de la materia y, por tanto, debería haber sido descrita por la teoría cuántica, la otra gran revolución científica del siglo pasado, que se centra en explicar las interacciones en el nivel sub-atómico, cuyo referente es el modelo estándar y que sigue teniendo como asignatura pendiente la demostración de la existencia de una supuesta partícula mediadora llamada “gravitón”.

El problema es que la física cuántica obvió sistemáticamente la interacción gravitatoria, dada su levísima intensidad, en las escalas de las acciones en las que inicialmente centró su atención, lo que no fue de gran ayuda precisamente.  Tampoco ayudó el hecho de que hubiera dos corrientes de pensamiento opuestas, una que defendía la causalidad y la otra el principio de incertidumbre. A menudo, las caras visibles de esa rivalidad científica fueron las de Albert Eintein y Niels Borh; paradójicamente, ambos científicos recibieron sendos premios Nobel, en  años consecutivos, por sus aportaciones en temas relacionados con la física de lo más pequeño; donde, finalmente, las hipótesis defendidas por el grupo al que pertenecía Borh lograron más apoyos entre la comunidad científica. Einstein tuvo que conformarse con mantener el reconocimiento en la física de lo más grande, aunque su famosa fórmula “E=m·c²” siga siendo paradigmática en la física cuántica actual.

Einstein y Bohr
Einstein y Bohr (Foto de Yuriy Lapitskly)

Ambas físicas han coexistido un tiempo en una especie de “guerra fría” o “reparto salomónico”, hasta la llegada de la teoría del Big bang, que explicó algunas observaciones cosmológicas, predijo otras (que se han demostrado acertadas) y planteó la necesidad de teorizar sobre la expansión y la evolución de toda la materia y la energía del universo, desde una zona puntual de densidad y temperatura prácticamente infinitas. Ahí se ha puesto de manifiesto la incompatibilidad de las dos teorías y se nos insta a poner a funcionar la imaginación en la búsqueda de “nueva física” que  sirva para explicar las interacciones de la materia y la energía en todos los niveles de la naturaleza con una sola teoría.

Así es que, en esas andamos y de eso trata este libro. Por eso, aunque no lo parezca, por el título, en primer lugar trataré de responder preguntas como:

galaxia espiral
NASA image release November 9, 2010

Para ello, en el preámbulo, expongo una serie de hipótesis que contienen las claves para desarrollar una novedosa cosmovisión, basada en un nuevo modelo cosmológico, que nos será imprescindible a la hora de abordar, de una forma completamente diferente, las siguientes cuestiones:

Colisión de partículas
CERN – colisión de partículas- imagen de McCauley, Thomas – CMS Collection

No importa si eres un profesional experto en la materia o un neófito aficionado, si tienes interés por entender cómo funciona la naturaleza en todos sus niveles o escalas, no tienes por qué asumir que en algún momento habrás de sentirte mareado, por intentar atacar complicadas formulaciones, o tendrás que tragar con ruedas de molino en asuntos que, a todas luces, estén desconectados con la realidad física. Con esta teoría de ruedas, todas las cuestiones anteriores tendrán una respuesta sencilla y coherente.

Claro que, si  la incredulidad no te atenaza, siempre puedes dirigirte al apartado “introducción” del menú “libro”, para empezar a descubrirlo por ti mismo.

En mi blog  podrás estar al día de todo aquello que vaya aconteciendo. Bueno… Siempre que esté relacionado, de alguna manera, con los temas que abordo en el libro. Se trata de que éste no sea un sitio más donde divulgar la ciencia de manera indiscriminada, de esos ya va habiendo una gran oferta en la Web y algunos son muy buenos. Se trata, en definitiva, de ofrecer un sitio interactivo, donde el lector pueda expresar sus dudas y/o sus opiniones sobre temas específicos.

Recuerda: no hay preguntas necias, sino necios que no preguntan.

Las ideas que se expresen aquí, al igual que hago en mi libro, siempre se explicarán de la manera más sencilla posible, serán coherentes con las observaciones y mediciones realizadas hasta la fecha y, por tanto, se alejarán de  aquellas que estén más relacionadas con la pura filosofía, con la metafísica o con el misticismo. Espero que, de esta forma, la divulgación sea mucho más efectiva y que consigamos aportaciones muy valiosas. Estoy seguro de que las tuyas también lo serán.

¡Espero que te resulte muy interesante y que podamos seguir aprendiendo juntos!

¿Qué piensas sobre esto? Deja un comentario