¿Por qué es importante tu donación?

Te pongo en antecedentes. Esta teoría nació en 2013.

En 2014, Ingenuamente, creía que la elaboración de un documento básico, que expusiera la idea de forma gráfica y literal, para ser distribuido en mi país entre las personas que más saben de estos temas, los científicos de las universidades con departamentos de física especializados, sería más que suficiente para que se iniciara cierto debate entre ellos y para que se empezara a cotejar la experimentación teniendo en cuenta el nuevo enfoque. No ocurrió nada de eso. Una vez metido en faena, no imaginaba, ni valoraba, cuanto esfuerzo me iba a suponer y tampoco supe anticipar lo frustrante que sería.

Aún así, en 2015, volví a pecar de ingenuidad y preparé otro documento ampliado y mucho más detallado que hice llegar a las mismas universidades españolas y también a las universidades de los países hispano-hablantes de América. ¿Resultado? De nuevo, nada de nada.

¡No había que desanimarse! Mientras pasaba el tiempo fui reforzando mis conocimientos, de forma autodidacta.

Para 2016 ya tenía claro que en la comunidad científica estaban tan saturados de teorías propias y ajenas que iba a ser muy difícil encontrar a alguien dispuesto a gastar su precioso tiempo discutiendo la mía. Por tanto, tomé la decisión de producir y editar un libro para hacerlo llegar a todo el mundo de forma gratuita, a través de una página web que contuviese un blog donde comentar los asuntos que se consideraran relevantes y para que sirviera, además, como puerta de comunicación con otras personas que tuvieran inquietudes sobre los temas relacionados con esta teoría. Con el mismo fin, también abrí cuentas en Twitter y Facebook que visito con regularidad.

Y así llegamos hasta aquí y ahora.

Los textos, esquemas e imágenes que conforman el libro y la página Web, que está sirviendo para divulgarla entre todas aquellas personas que tienen curiosidad por conocer el nuevo enfoque paradigmático que esta supone y que espero sirva también para ampliar los horizontes del conocimiento sobre el funcionamiento de la naturaleza en todas las escalas físicas, han sido desarrollados a base de gastar muchas horas de trabajo y algo de dinero que he detraído de mi modesta economía y del tiempo que debía dedicar a mi familia. Pero, tranquilo… tu donación NO tendría como destino resarcirme de lo que haya gastado hasta ahora, sino ayudar a afrontar los retos del futuro.

Algunos de estos retos son muy modestos, como:

  • Mantener los dominios: teoriaderuedas.com, wheelstheory.com y otros dominios nuevos, así como el alojamiento de las páginas webs.
  • Encargar traducciones rigurosas del libro y las páginas webs a otros idiomas, empezando por el inglés. Haciendo que cada vez sean menos las personas interesadas que tengan que recurrir a las tediosas traducciones automáticas de los navegadores actuales.

  • Crear infografías en vídeo de la evolución de la materia, para hacer llegar las ideas de forma más didáctica y amena.
  • Editar nuevas versiones de la teoría y/o nuevos libros completos que amplíen las hipótesis, aún más allá de lo expuesto hasta ahora, conforme la experimentación vaya arrojando luz sobre estos temas.

Otros retos son mucho más ambiciosos y requerirán, probablemente, de la creación de algún tipo de entidad (fundación u organización sin animo de lucro) dedicada a la investigación y desarrollo (I+D) de pequeños y grandes experimentos tendentes a demostrar o falsar esta teoría, así como, a buscar las expresiones matemáticas correctas que definan la nueva forma de entender las interacciones naturales. Esto se haría de forma paralela, en competencia o colaborando con otras entidades.

También estaría dedicada a la I+D+I de nuevas tecnologías surgidas directamente de estos nuevos conocimientos. Aunque, en eso voy por delante, ya he empezado a investigar para el desarrollo de uno de los inventos más sencillos que, si tiene éxito, podría suponer ventajas cuantitativas y cualitativas increíbles en campos como las energías limpias y la navegación aeroespacial, entre otros.

Pero claro, siempre nos encontramos con el eterno problema… ¿cómo pagar todo esto?

Y ahí es donde tú colaboración marca la diferencia entre lo que se cree imposible y lo que podemos hacer realidad.